¿Cómo depilarse sin dolor?

Cuando se habla de depilación la mayoría de las personas en lo primero que piensa es en el dolor que esto produce y es por ello que muchas veces no se atreven a depilarse, sin embargo, debes saber que existen diferentes tipos de técnicas que, si se aplican correctamente minimizan es dolor en gran medida.

Así que no tengas miedo de eliminar esos molestos vellos desde la raíz y atrévete a lucir una piel radiante y suave, porque aquí te daré todos los trucos que necesitas saber para que puedas depilarte sin dolor.

Tips para depilarte sin dolor

Cómo depilarse sin dolor

No perdamos más tiempo y vayamos directo al grano, si quieres depilarte sin que te duela solo debes hacer lo siguiente:

El vello debe tener la longitud correcta

Yo sé que muchas veces ver esos vellos en partes del cuerpo donde no queremos que estén es angustiante y entonces vamos directo a depilarlos, pero si los vellos no tienen la longitud adecuada, te aseguro que el proceso será muy doloroso, irritante, engorroso y desastroso.

En este sentido el vello debe tener un largo entre 0.5 y 1 cm, es decir, ni tan cortos ni tan largos, ya que en estos extremos el dolor será inminente. Por su parte realizar una depilación con los vellos del largo correcto será rápido y sin dolor.

Exfoliar el área a depilar

Este es uno de los pasos más importantes para evitar que la depilación duela, ya que mediante la exfoliación no solo se elimina el exceso de piel muerta, sino que los poros se abren un poco más y, aquellos pelitos enterraditos (foliculitis) logran emerger en su mayoría a la superficie.

De este modo, cuando llegue el momento de depilar la piel, esta estará más dispuesta y los vellos saldrán con muchísimo menos esfuerzo y más facilidad, lo que se traduce en menos dolor.

¿Cuándo y con qué exfoliarse?

La principal recomendación es que te exfolies la piel entre 24 y 48 horas antes de la depilación y, puedes hacerlo con algún producto especial o con productos naturales. El café molido funciona como un excelente exfoliante orgánico.

Date un baño caliente

Antes de depilarte es aconsejable que tomes un baño caliente, ya que las altas temperaturas del agua ayudan a abrir los poros, suavizando de ese modo los vellos para que sean extraídos con menos esfuerzo y, por lo tanto con menos dolor.

Además una piel totalmente limpia también es garantía de que la depilación no será dolorosa.

Usa cremas con anestesia

En la farmacia de tu preferencia puedes comprar alguna crema anestésica de uso local, la cual puedes aplicar unos minutos antes en el área a depilar. Antes de comenzar con el proceso debes asegúrate que la crema se haya absorbido bien en la piel y que tengas menos sensibilidad.

Usa talcos

Aunque no lo creas el talco es un agente externo que ayuda a reducir el dolor en gran medida cuando se realiza depilación con cera, ya que este se encarga de absorber la humedad de la piel y propicia que la cera se deslice suavemente sobre el área y que la mayoría de los vellos se adhieran sin problema, por lo que conseguirás depilarte más rápido y en menos pasadas.

Emplea la técnica de depilación correcta

Una técnica mal aplicada da como resultado una depilación dolorosa, entonces para evitar que duela, lo mejor será ejecutar la técnica debidamente. En el caso de la depilación con cera, aplica la capa de esta en el sentido del crecimiento del vello y retírala en el sentido contrario dando un tirón fuerte y sin titubeos.

A más fuerza menos dolor

Mientras más fuerza apliques al retirar la cera de la piel, entonces el dolor será imperceptible y, mientras más compasión tengas al momento de retirar la cera de la piel, entonces te dolerá muchísimo más.

Grandes errores que hacen que la depilación sea dolorosa

Depilarse sin dolor

Muchas veces en el afán de depilarnos sin que nos duela, cometemos muchos errores que causan el efecto contrario, es decir, lo que conseguimos es hacer una depilación muy dolorosa e irritante que nos llena de terror, así que para evitar que esto te suceda evita a toda costa esto errores:

  • Colocar hielo en el área: Ciertamente le hielo puede llegar a adormecer un poco la piel, pero también cierra los poros, lo que hace que los vellos se aferren más y no salgan fácilmente, obteniendo como resultado una depilación muy dolorosa.
  • Depilar la piel quemada: Si te has quemado por el sol o por cualquier otro motivo y decides depilarte, entonces prepárate para experimentar uno de los grandes dolores de la vida.
  • Depilarse con la menstruación: Si estás en esos día no solo tu estado de ánimo está sensible, sino que tu piel también, entonces hay muchas probabilidades que si te depilas el dolor que sientas se muy intenso.
  • Tomar tratamientos para el acné y depilarse: Muchos de los tratamientos para el acné están formulados a bases de ácidos que ponen la piel hipersensible, por lo que al colocar la cera sobre la misma en cuestión de segundos conseguirás una quemadura muy fuerte que te generará mucho dolor.

Cuidados tras la depilación

Hay muchas personas que no solo sienten dolor durante el proceso de depilación, sino que incluso después de esta se siguen quejando y, esto pasa porque no se realizan los cuidados correctos, para que esto no te pase realiza lo siguiente.

  • Usa cremas hidratantes con vitamina E: Esto ayudará a regenerar tu piel que ha sufrido un trauma tras la depilación y, que por lo tanto está muy sensible.
  • Aplica hielo: Tras la depilación si está permitido usar un poco de hielo en el área tratada, ya que la sensación de frío te causará alivio y ayudará a cerrar los poros.
  • Evita la exposición solar: Si acabas de depilarte aléjate del sol por lo menos durante 12 horas, mientras le das la oportunidad a tu piel de que se regenere y esté lista para enfrentarse nuevamente a las altas temperaturas.

Con todos estos trucos y secretos que te he dado jamás volverás a depilarte con dolor, así que pruébalos y compruébalo.

[Votos: 0 Media: 0]