¿Cómo depilarse con cuchillas?

Depilarse con cuchillas es la técnica de depilación más económica, rápida y sencilla que usan tanto mujeres como hombres y, aunque es uno de los procedimientos más antiguos que existen para eliminar los vellos, este sigue siendo ampliamente utilizado en la actualidad.

Sin embargo, hay muchas personas que no saben cómo depilarse con cuchillas de forma correcta, es por ello que he preparado este artículo, para enseñarte las técnicas y trucos para conseguir una depilación con cuchillas perfecta.

¿Cómo depilarse con cuchillas?

Cómo depilarse con cuchillas

Antes de enseñarte todos los trucos y técnicas para conseguir una buena depilación con cuchillas, es importante aclarar que este procediendo no extrae el vello desde la raíz, sino que lo corta al ras de la piel dejando la raíz en el folículo, razón por la cual en pocos días estos pelitos volverán a ser visibles.

Una vez aclarado lo anterior, ahora si te daré los mejores tips para depilarte con cuchillas de forma rápida, fácil y segura:

Elige la mejor cuchilla

Que una depilación con cuchillas termine por ser una exitosa, depende mucho de la calidad de las cuchillas con las que te depilaste, así que nunca debes subestimar este aspecto.

Te recomiendo que te tomes tu tiempo para elegir una cuchilla según tu tipo de piel y tus requerimientos. En el mercado podrás encontrar afeitadoras manuales con cabezales de bordes redondeados y bandas lubricantes, cuchillas hipoalergénicas de larga duración, cuchillas que se ajustan a los contornos de tu piel y mucho más.

Exfolia tu piel

Una piel exfoliada da como resultado una piel mucho más suave sobre la cual las cuchillas se deslizarán con absoluta fluidez, de este modo las probabilidades de que la piel se reseque tras el paso de la afeitadora manual o de que ocurran cortaduras se minimizan al máximo.

El vello debe tener el largo correcto

Si los vellos están muy cortos entonces la depilación puede llegar a ser irritante, ya que las cuchillas estarán en contacto súper directo con la piel, además será necesario hacer más de una pasada para conseguir resultados decentes.

En este sentido, la recomendación es que los vellos estén entre 0.5 y 1 cm de largo para poder ser depilados con cuchillas de forma adecuada.

Usa geles o espumas para afeitar

No importa el área de tu cuerpo que vayas a afeitar con la cuchilla, lo importante es que nunca lo hagas en seco, por lo que la recomendación es que uses alguna espuma o gel para el afeitado.

Este producto no solo ayudará a que las cuchillas de deslicen suavemente, sino que muchas espumas cuentan con ingredientes que hidratan la piel, para prevenir de ese modo cualquier tipo de irritación y que salgan esos feos puntitos rojos que suelen aparecer tras el afeitado con las cuchillas.

Pasa las cuchillas en el sentido correcto

  • Para pieles normales: Si tus vellos crecen hacia abajo pasa las cuchillas haca arriba, es decir, en sentido contrario. Esto hace posible que consigas una depilación más apurada en menos pasadas y, por lo tanto hay menos riesgos de irritaciones y cortes.
  • Para pieles sensibles: Pasa la cuchilla en el mismo sentido del crecimiento del vello, es decir, si crecen hacia abajo depila hacia abajo. De este modo reducirás la fricción y el contacto directo entre tu piel sensible y las cuchillas.

Lava las cuchillas durante el proceso

Es muy normal que durante la depilación con cuchillas estas se llenen de pequeños pelitos que lo que hacen es quitarle efectividad al instrumento, para evitar que esto suceda debes ir lavando las cuchillas a medida que vayas viendo que su cabezal se va llenado de vellos. De este modo podrás terminar más rápido y obtendrás los mejores resultados.

Enjuaga la piel

Cuando hayas terminado de depilar tu piel con las cuchillas debes retirar el exceso de espuma y otros residuos que hayan quedado, para ello enjuaga con abundante agua, de este modo no solo estarás limpiado el área, sino también cerrando los poros.

Recomendaciones tras la depilación con cuchillas

Depilación con cuchillas

Después de que te hayas depilado con cuchillas es importante que sigas las siguientes recomendaciones:

  • Usa una crema hidratante para que la piel se recupere rápidamente en caso de que ocurra una irritación producida por el roce y la fricción.
  • Las horas siguientes a la depilación usa pantalones cortos, pantalones anchos o faldas para dejar que la piel respire y se alivie.
  • No te expongas directamente al sol por al menos 12 horas.
  • Si te da comezón en la piel, evita a toda costa rascarte. Un truco que no falla para aliviar esta sensación, es frotar con delicadeza tu piel con alguna tela suave y sedosa.

Errores que nunca debes cometer al depilarte con cuchillas

Evita a toda costa cometer ni uno solo de los errores que te mencionaré de inmediato:

  • Compartir tu cuchilla con alguien más: No importa si es tú pareja o tu mamá. Las cuchillas de afeitar desechables son personales e intransferibles.
  • No cambiar las cuchillas con frecuencia: Las cuchillas desechables tienen una vida útil de una cantidad determinada de usos, una vez que estos hayan alcanzado su límite debes hacerte de una nueva.

Verdades y mentiras acerca de la depilación con cuchillas

  • La depilación con cuchillas hace que los vellos salgan más gruesos: Mentira. Los vellos siguen saliendo del mismo grueso, lo que hace que aparentemente sean más robustos y oscuros, es el ángulo de inclinación con el que vuelven a salir. Además es muy común que en un solo folículo puedas encontrar hasta 3 vellos, esto también da la sensación de que los pelitos son más gruesos.
  • La depilación con cuchillas puede manchar la piel: Mentira. Lo que hace que la piel se vea manchada entre gris y verdoso, son los nuevos vellos intentando salir a la superficie una vez más. Este efecto se consigue cuando te depilas con más frecuencia de la normal.
  • La depilación con cuchillas irrita la piel: Verdad. Pero esto solo pasa si no usas unas cuchillas de buena calidad y si no empleas geles o espumas para afeitar.

Receta para eliminar la irritación de la piel tras la depilación con cuchillas

Si se ha irritado tu piel, sientes mucha comezón o han aparecido esos feos puntitos rojos, te daré una receta con la que podrás aliviar dichos efectos secundarios. Para hacerla solo necesitarás una cucharada de glicerina y una aspirina.

Procedimiento

En un recipiente plástico coloca la glicerina y déjala en espera mientras pulverizas la aspirina. Para lograrlo puedes envolverla en una toalla de cocina y darle algunos golpecitos con la ayuda de un martillo para alimentos.

Luego agrega la aspirina pulverizada a la glicerina y mezcla hasta obtener una pasta homogénea.  Aplícala en forma de mascarilla en el área que depilaste con cuchillas y déjala actuar por al menos 15 minutos. Transcurrido el tiempo enjuaga con abundante agua.

Tras la aplicación de la receta verás como tu piel lucirá más sana, suave y radiante.

[Votos: 1 Media: 5]